jueves, 13 de marzo de 2008

CULPA SA.


-Buenos días. Venía a solicitar un crédito para fundar una empresa.
-Muy bien. ¿A qué se va a dedicar su empresa?
-Nos vamos a dedicar a hacer que la gente se sienta culpable.
-Ya ¿Y donde esta el negocio?
-En cobrarles por liberarse de su culpa.
-No entiendo ¿Como harán que se sientan culpables?
-Primero, crearemos un montón de reglas, las llamaremos mandamientos, que se oponen a las características naturales de los humanos: deseo, duda, amor, etc.
Segundo, anunciaremos que estas reglas las ha dictado un ser superior a los humanos. Alguién a quién nunca se puede ver.
Tercero todo aquel que no cumpla esas reglas será castigado por el ser superior.
-Interesante pero ¿como van a convencer a todos?
-Una agresiva y constante campaña de publicidad: curaciones milagrosas, asesinatos de disidentes, colaboración con todo tipo de poder, supresión de la libertad de expresión, descalificación de opositores, etc.
-Pero ese tipo de comportamientos ¿no están prohibidos por sus mandamientos.
-Si, pero nosotros poseemos el monopolio del perdón. Siempre estamos por encima de nuestras normas.
-Generan culpa y tienen el monopolio del perdón, un negocio seguro. ¿Como se va a llamar la empresa?
-Iglesia Católica SA.
-Suena muy bien. Me gusta su idea, voy a gestionar su crédito a la mayor brevedad.
-Más le vale, si no quiere convertirse en un pecador.

2 comentarios:

sonsoles dijo...

Eso es pecata minuta! jejeje

Kalar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.