sábado, 8 de marzo de 2008

VHS, CASETES Y LIBROS



Tengo un montón de cintas VHS y de casetes de música. No se que hacer con ellos. Conservaré algunos como recuerdo, no son otra cosa. Las películas y la música que contienen puedo verlas u oírlas con más calidad, o ya no me interesan.

También tengo un montón de libros que ya no volveré a leer, pero esos se que no los voy a tirar. Los venderé, los donaré a la biblioteca, los regalaré.

Es curioso, el libro es una tecnología más antigua, pero aguanta mucho mejor el paso del tiempo.

5 comentarios:

Sonsoles dijo...

Yo tengo libros que no he conseguido revender, ni donar, a pesar de que me quería deshacer de ellos. Los presto una y otra vez, y siempre me son devueltos... No s justo. Ocupan el espacio de mis librerías y me dan vergüenza. A veces creo que es mejor que ocupen el espacio con el lomo hacia adentro. ¿No estaría bien que los cambiáramos por lo menos? Jeje. Yo te doy los míos, y tú me das los tuyos. Cada uno tiene sus demonios.
Pasaré por aquí más a menudo, a ver si llegamos a un acuerdo. Igual nos dan permiso para hacer una gran fogata.
Un saludo!
Sonsoles (del curso de diálogos de Machalski).

Dumuro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
moön river dijo...

ains... aquellas TDK que empezaban a fallar al oirlas dos veces...
solo las de 46 aguantaban vuelta y vuelta, vuelta y vuelta, vuelta y vuelta... lo que nos descansan las muñecas... y las pocas veces que escuchamos los discos enteros again and again a día de hoy

tempus fugit!!

José Ignacio dijo...

Sontoles, totámente de acuerdo con lo del intercambio. Lo de la fogata ni en broma. Los libros no hay que quemarlos, aunque los firme Sanchez Dragó.

Estimada Moon River. Ya no tenemos tiempo de oir un disco entero, pero accedemos a mucha más música. Las ciencias adelantan que es una barbaridad.

Fetish femina dijo...

Bueno, como tu dices la música puedes escucharla mejor, los libros no puedes leerlos mejor por muy ecológico que sea el pdf.

Una sonrisa!